Es curioso que a pesar de que la Diabetes es “el pan nuestro de cada día”, en realidad son pocas las personas que conocen bien esta condición. Recuerdo que hace tiempo mientras realizaba mi servicio social en un hospital de salud pública, todos los días sin excepción me encontraba con pacientes diabéticos y era muy triste para mí darme cuenta que casi un 80% no tenía ni la más mínima idea de que comer. Y cuando digo que ni la más mínima idea, no exagero, verdaderamente había desde los que dejaban de comer absolutamente todas las frutas, hasta los que únicamente comían frutas y verduras porque “son naturales”. Un caos total.

Y no hablo solamente de pacientes que eran diagnosticados por primera vez con Diabetes, hablo de pacientes que tenían ya hasta 5 años con esta condición. Como era de esperarse cada mes tenían, ya fuera el azúcar alta o baja, o la presión arterial por los cielos, etc. La cuestión es que parecía que sin importar cuanto medicamento pudieran estar tomando, su situación no mejoraba mucho.

Hoy en día vivo en Europa. Supuestamente la cuestión de salud por estos rumbos es mucho mejor que en América Latina. Como soy muy curiosa, durante el tiempo que llevo viviendo acá (2 años para ser exactos), me he puesto a la tarea de preguntarle a cuanta gente puedo ¿Qué saben acerca de la diabetes? Y, ¿adivinen qué? Pues resulta que no saben mucho más que mis compatriotas.

La Diabetes en números:

infografia-la-evolucion-de-la-diabetes-en-el-mundo

¿Qué es la Diabetes?

La Diabetes es una condición que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona producida por el páncreas que permite a la glucosa de los alimentos que consumimos entrar en las células del cuerpo, donde es utilizada como fuente de energía para que podamos trabajar, jugar, en fin- realizar todas nuestras actividades cotidianas. Como puedes ver es vital para la vida.

Cuando comes, tu cuerpo transforma los alimentos en azúcares, o glucosa. En este punto, tu páncreas debe secretar insulina. La insulina sirve como “llave” para abrir tus células, para permitir que entre la glucosa y permitirte usarla como fuente de energía.

Pero con la diabetes, esto simplemente no funciona así.

Antes de llegar a la diabetes…

Pre-diabetes

Conocida también como tolerancia a la glucosa estropeada. Es el estado previo de la progresión de la resistencia a la insulina. Se diagnostica al tener niveles de azúcar en sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl. Es fácil de revertir esta condición. En mi experiencia, cambiando los alimentos procesados por alimentos frescos, así como alimentos bajos en carbohidratos y azúcares y con la ayuda del ejercicio; podemos salir sin problema.

Síndrome Metabólico: Señal de Aviso…

Es cuando se tienen 3 o más de un grupo de síntomas causados por la resistencia a la insulina (triglicéridos altos, colesterol HDL bajo, mayor nivel de glucosa en sangre, mayor grasa en el vientre y presión arterial alta). Cuando avanza la resistencia a la insulina, tu hígado produce un exceso de azúcar y grasa, los músculos esqueléticos cada vez son menos capaces de quemar y hacer glucógeno (forma en la que se almacena la glucosa en los músculos y el hígado). A la par de esto hay un aumento de glucosa y grasa en sangre, lo que causa aumento de grasa corporal y aumento en los triglicéridos y en la presión arterial.

Tipos de Diabetes

Diabetes Tipo 1

Diabets tipo 1
Diabetes tipo 1 generalmente se manifiesta desde la niñez

Anteriormente se le conocía como Diabetes Juvenil. Esto porque suele aparecer en niños o jóvenes adultos, aunque puede darse a cualquier edad. En este tipo de diabetes nuestro propio sistema inmune ataca y destruye las células del páncreas que producen insulina. Una vez que esas células son destruidas, nunca más volverán a producirla. Y como ya vimos anteriormente, si no hay insulina que sirve como “llave”, pues el azúcar que lleguemos a consumir se irá acumulando sin poder entrar a nuestras células.

Hasta ahora se desconoce la causa de este tipo de diabetes y no tiene cura. Además, es de hecho, relativamente la menos común. Lo más preocupante de este tipo de diabetes, es que ha estado aumentando en niños menores de 15 años. Según estudios recientes para el 2020, la incidencia de diabetes tipo 1 en menores de 15 años aumentará un 70%.

Síntomas de diabetes tipo 1

Los síntomas en este tipo de diabetes pueden desarrollarse de manera rápida (en tan solo días o semanas), particularmente en niños. Los principales síntomas que podemos observar son:

  • Sed inusual
  • Constante necesidad de orinar
  • Hambre frecuente
  • Cansancio / falta de energía
  • Pérdida de peso
  • Visión borrosa
  • En mujeres, infección vaginal por levaduras

Desafortunadamente las personas con este tipo de diabetes tienen que recibir insulina por el resto de sus vidas ya que de lo contrario podrían morir. Fuera del trasplante de páncreas, no hay cura conocida para este tipo de condición.

Diabetes tipo 2

Según la OMS este tipo de diabetes representa el 90% de todos los casos en el mundo y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física. En este tipo de diabetes, tu cuerpo produce insulina pero es incapaz de reconocerla y utilizarla adecuadamente. Los síntomas son parecidos a los de la diabetes tipo 1, quizás menos intensos y de hecho hasta podrías tener este tipo de condición sin cursar con síntomas.

Esto lo leí por primera vez cuando estudié diabetes en la escuela, pero ya en la práctica, recuerdo en múltiples ocasiones me tocó ver personas que se enteraban que tenían esta condición solo cuando alguno de sus familiares estaban hospitalizados para tener algún tipo de cirugía y que se requería que donarán sangre…Oh, sorpresa- cuando al donar sangre, mi buen amigo de laboratorio les daba malamente la noticia de que tenían que ver a un médico porque probablemente eran diabéticos, y en efecto lo eran.

¡Pero si me siento bien! ¿Cómo es posible que tenga diabetes?

En el peor de los casos, a veces la gente se da cuenta que tiene diabetes hasta el momento en que ya tienen complicaciones. Pero entremos de lleno a nuestro tema de esta ocasión, a continuación los MITOS que más escuchamos en torno a la diabetes.

Los 7 Mitos de la diabetes

linea-separacion

estilo-de-vida-sanoMito: La diabetes es una enfermedad de azúcar en la sangre.

Verdad: La diabetes es más bien un trastorno de la señalización de la insulina y leptina.

Si lees más arriba la definición de diabetes (de los dos tipos) podrás darte cuenta que el denominador común es: la insulina. Y es que la sensibilidad a la insulina es la clave en este asunto.

Por otro lado, la leptina es una hormona producida por las células de grasa. Entre sus funciones principales están las de regular el apetito y el gasto energético. Pero también funge un papel importante en la regulación de la homeostasis de la glucosa, y la sensibilidad a la insulina, independientemente del consumo de alimentos, gasto de energía y peso corporal.

*Está comprobado que la señalización de insulina y leptina juegan un papel crucial en la regulación de glucosa y en el desarrollo de la resistencia a la insulina.

Por lo que puedes ver que el “tratar la diabetes” concentrándose en bajar el azúcar, definitivamente no aborda el verdadero problema metabólico. Sobre todo hay que mejorar la señalización de insulina y leptina. La única forma conocida para restablecer la señalización correcta de la leptina y la insulina es a través de la alimentación y ejercicio adecuado.linea-separacion

20160601220913-exito

Mito: La diabetes no se puede curar.

Verdad: La diabetes tipo 1 (autoinmune) efectivamente no se puede curar. Pero la diabetes tipo 2 es casi 100% curable. En la diabetes tipo 2 el cuerpo produce insulina pero no puede reconocerla y es incapaz de utilizarla adecuadamente. Este tipo de diabetes es una etapa avanzada de la resistencia a la insulina, que generalmente es causada por una alimentación demasiado alta en azúcares y alimentos que se convierten en azúcar. Y ya dijimos que si no hay una señalización adecuada de insulina, el azúcar no puede entrar a las células y se acumula en la sangre.

La buena noticia: con ciertos cambios en tu estilo de vida, este tipo de diabetes es casi 100% curable.linea-separacion

frutasMito: La fruta es natural, así que se puede comer la cantidad que sea.

Verdad: Sí, la fruta es natural y contiene nutrientes como vitaminas, minerales y fibra pero también es fuente importante de azúcar. Así que ojo porque de nada sirve que quites pan, cereales, y bebidas azucaradas para controlar tu azúcar y al mismo tiempo consumas mucha fruta “porque es natural”…al final del día, puede que tengas los mismos resultados que si hubieras consumido pan, mermeladas o sodas.

Hay algo que siempre le digo a mis pacientes: al final del día tu cuerpo no registra si comiste miel, carne, pastel, manzana; tu cuerpo capta: azúcar, grasa, proteína, etc. Y mi objetivo con esto es que entiendas que es muy importante saber el contenido de nutrientes de los alimentos que consumes.

Cuando inicié a dar consulta, me encontraba con pacientes diabéticos que llegaban a consulta diciéndome: pues el doctor me manda porque mi azúcar en sangre no baja y no entiendo porque si ahora en las mañanas ya ni como pan dulce solo como fruta… Fruta que contiene fructosa, o en otras palabras, azúcar. Y lo peor de esta situación es que muchos pacientes cada vez que les daba hambre pues comían fruta ¿por qué? Pues “porque es natural” . ¿Ves lo que te digo?

Para regular el azúcar es importante en cuanto a frutas respecta, 2 puntos básicos: el tipo de fruta que podrías comer y la cantidad. Si vienes teniendo problemas con el azúcar en sangre, lo mejor es disminuir o quitar por algunos días la fruta al igual que con los granos. Hasta restaurar tus niveles. Lo que te puedo asegurar desde ahora que sí te conviene quitar son los jugos, zumos de fruta naturales y artificiales por supuesto, considéralos incluso como las sodas en cuanto a el azúcar.


TE PUEDE INTERESAR:


linea-separacion

diabetes-en-ninosMito: La diabetes solo afecta a personas de edad avanzada.

Verdad: La diabetes puede afectar a todos los grupos de edad. Ya dijimos que la diabetes tipo 1 afecta principalmente a niños y jóvenes. Por su parte cuando hablamos de diabetes tipo 2 pensamos sobre todo en adultos. Es más, no hace mucho, la diabetes tipo 2 se consideraba “una enfermedad de la madurez y la senectud”.

Sin embargo, los niños se están viendo atrapados ya en esta “epidemia” de la diabetes. Y aunque la diabetes 1 sigue siendo la forma principal de esta enfermedad en niños de todo el mundo, es muy probable que dentro de un par de años la diabetes 2 se convierta en la forma predominante.

Actualmente la diabetes tipo 2 representa un 8 a 45% de todos los casos de diabetes que se diagnostican en niños y adolescentes en Estados Unidos. Tan solo en Japón la incidencia se ha doblado en los últimos años. Además de Japón, la diabetes tipo 2 ya está establecida en niños de EEUU, las islas del Pacífico, Hong Kong y Australia. La verdad no es de sorprender esto, sobre todo si observamos la creciente ola de obesidad en niños, el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios.linea-separacion

azucar

Mito: Las concentraciones elevadas de azúcar en sangre “son normales” en algunas personas y definitivamente no son signo de diabetes.

Verdad: Algunos medicamentos, como los corticoesteroides y ciertas afecciones como lo es el estrés pueden elevar temporalmente el azúcar en sangre en personas que no son diabéticas.

Pero atención: que una concentración elevada de azúcar en sangre nunca es normal.

Así que cualquier persona que tenga ya sea azúcar en orina o azúcar elevada en sangre debe estudiarse inmediatamente para determinar la causa.linea-separacion

acceso-a-la-insulina

Mito: El uso de medicamentos es suficiente y los más eficaz para controlar mi diabetes.

Verdad: En la diabetes tipo 1, efectivamente el uso de medicamento es indispensable. Ya que en este tipo de diabetes el uso de insulina es necesario para mantenerse con vida. Para la diabetes tipo 2, el panorama es completamente diferente. A diferencia del tipo 1 que es autoinmune y que la producción de insulina cesa por completo; este tipo de diabetes es causado directamente por el estilo de vida.

Infinidad de personas son las que han salido de una diabetes tipo 2. Personas a las cuales se les dijo que vivirían de por vida con esta condición. ¡Y no fue con medicamentos que cambiaron su condición! 2 palabras: Dieta (adecuada) y Ejercicio.linea-separacion

Mito: Una persona diabética puede comer azúcar y carbohidratos sin límite con tal de que tome medicamento para compensar.

Verdad: El consumir azúcar promueve la formación de depósitos de grasa alrededor de tu hígado. Estos depósitos contribuyen a la resistencia a la insulina y socava el trabajo que realiza tu páncreas, lo que lleva a una disminución en la producción de insulina.

En un estudio sobre el consumo de azúcar en 175 naciones, se encontró que el consumo de 150 calorías de azúcar añadida es 11 veces más probable que contribuya al desarrollo de diabetes tipo 2, comparado con el consumo de proteínas o grasa.

Mira, es muy fácil: puedes comer azúcar y todo lo que tu quieras y una vez que suban tus niveles de azúcar en sangre, o tu presión arterial, etc. tomar un medicamento para disminuir estos niveles y mantenerte así por el resto de tu vida…o puedes quitar el azúcar, y de manera general mejorar tu alimentación para recuperar tu sensibilidad a la leptina/ insulina, normalizar tu peso y tratar efectivamente la diabetes. La decisión es tuya.

linea-separacionEsto nos lleva a la siguiente pregunta:

¿Por qué los medicamentos no son lo más eficaz para controlar la diabetes?

En un estudio, se demostró que el tratamiento con medicamentos para bajar los niveles de azúcar en sangre además de inefectivo es peligroso también. El tratamiento con medicamentos destinados a disminuir la glucosa demostraron el potencial de aumentar el riesgo de muerte relacionada con el corazón y otras causas.

Un claro ejemplo es Avandia (rosiglitazona), el cual alguna vez fue el medicamento para tratar la diabetes tipo 2 más vendido en el mundo. Hasta que en 2007 un destacado cardiólogo de la clínica de Cleveland publicó un estudio, en el diario de Medicina de Nueva Inglaterra, mostrando que Avandia aumenta las posibilidades de ataque al corazón en un 43%.

En el 2008, los archivos de Medicina Interna, descubrieron que los pacientes que toman Avandia durante al menos 12 meses tienen el doble de probabilidades de sufrir fracturas óseas, aún en mujeres jovenes.

De manera general, la mayoría de los tratamientos convencionales utilizan medicamentos ya sea para aumentar la insulina o disminuir el azúcar. Yo diría que el problema es el enfoque del tratamiento que se da en la mayoría de los casos. Es decir, utilizar medicamentos para combatir los efectos secundarios producidos por la diabetes (azúcar alta, presión arterial alta, etc.) sin hacer cambios en el estilo de vida (dieta, ejercicio, manejo de estrés).

Durante el 2010 se publicaron varios estudios en el Diario de Medicina de Nueva Inglaterra relacionados con los medicamentos utilizados en pacientes diabéticos y sus efectos. En uno de estos estudios se menciona que el uso de medicamentos en pacientes diabéticos con enfermedad cardiovascular no disminuye el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares a largo plazo.

Y lo que es más, el uso de antihipertensivos tan común para disminuir la presión sanguínea por debajo de 120 mm Hg, no tiene beneficio para los pacientes diabéticos en cuanto a disminuir riesgo de sufrir complicaciones del corazón según estos estudios.

Conclusión

Recapitulando un poco: la diabetes tipo 2, no es una enfermedad de azúcar en la sangre o una enfermedad de presión arterial alta. Entonces, ¿por qué tratar esta condición únicamente con medicamentos enfocados a bajar la presión y/o a bajar el azúcar? ¿No te parece que sería mejor arrancar el problema de raíz?

Pero no te preocupes que ya dedicaremos un capítulo entero para hablar de como prevenir o revertir la diabetes… ¡No te lo pierdas!

Sobre Yadira Flores

Tan delicado como una bomba Molotov, Denis Balitskiy tiene por misión personal derrumbar los mitos de nutrición y ayudarle a los siguientes 10.000 alumnos a recuperar su salud. Además, Denis es un ferviente emprendedor, speaker y motivador. 


En sus ratos libres se dedica a tocar la batería y a imaginarse nuevas formas de hacer un cambio positivo en el mundo. Puedes conocer su historia aquí.

Deja tu comentario

Tu correo no será 

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Muy buena información,muchas gracias, mi hijo tiene 11 años, diagnósticado este año con diavetes mmelitus tipo 1 , no hay diabeticos en la flia, no ha recibido su primer cita con endocrinólogo , hasta ha e un mes aprox. estaba en periodo de receso, ahora maneja niveles en la mañana en ayunas de 150 a 266, lo q mas me preocupa es q por más q he intentado nivelarle el azúcar en lo poco q se, pero tratando de llevar su dieta lo más sana de azúcar posible( incluyendo las frutas) , aún no he podido estabilizada. Pero la info. dada es buena. Muchas gracias.

    1. Hola Yohana. Que mal que tu hijo tenga esta situación. Efectivamente para un mejor control de la Diabetes hay que mantener un plan de alimentación adecuado, además del tratamiento médico que este recibiendo. Hay que tomar en cuenta diferentes factores para su plan de alimentación como la edad, la actividad física, etc. Entonces habrá que ver todos los puntos para tener un mejor control de su azúcar.
      Suerte.

  2. YO TENGO DIABETES, OSCILA ENTRE LOS 75 Y LOS 120 COMUNMENTE, PERO ME DA MUCHA ANSIEDAD, DESEOS DE COMER ALGO, Y NO CREO LLEVAR LA DIETA ADECUADA, A MI ME GUSTAN LOS PLATANOS PERO SIENTO QUE SON MUY DULCES, PODRIA DARME UNA DIETA ADECUADA? TENGO 61 AÑOS, MIDO 1.55 CM, PESO 69.700 HAGO EJERCICIO DIARIO (ZUMBA), POR FAVOR RECOMIENDEME ALGO QUE DEBA HACER Y DIGAME POR FAVOR QUE ES LO QUE DEBO EVITAR

    1. Hola José. La Metformina es un medicamento que solamente se utiliza en la diabetes tipo 2. Este medicamento disminuye la cantidad de glucosa que se absorbe de los alimentos y la glucosa que forma el higado; ademas aumenta la respuesta del cuerpo a la insulina.
      Existen 3 presentaciones de Metformina:
      Líquida (se recomienda tomar con los alimentos 1 o 2 veces por día),
      Tabletas regulares (se recomiendan con los alimentos 2 o 3 veces por día),
      Tabletas de liberación prolongada (se recomiendan 1 vez por día con la comida de la tarde).
      De manera general se recomienda comenzar con dosis bajas.
      * Es importante mencionar que si comes menos o realizas mas ejercicio, habrá que avisar a tu médico ya que esto puede afectar tu azúcar en sangre. Por ejemplo si comes menos y tomas la misma cantidad de Metformina puedes sufrir de una baja de azúcar.
      En mi experiencia cuando recién se diagnostica la diabetes tipo 2 con cambios en la dieta y con ejercicio se puede revertir sin tener que tomar medicamento.
      Por otro lado, lo ideal sería consultar con tu médico para una valoración completa ya que no existen recetas generales para todas las personas. Hay que tomar en cuenta tu estado de salud particular, la alimentación que llevas, actividad física, trabajo, etc.
      Recuerda que no es recomendable automedicarse sobretodo si tienes diabetes ya que puede ser contraproducente.
      Saludos.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}