¿Qué es la calidad de vida para ti?

Para mí no se trata del dinero o de los logros (aunque eso es muy importante claro). Para mí se trata de la salud, de conectarme con la naturaleza, de poder disfrutar de un día sin el ajetreo constante de la vida moderna. La calidad de vida va mucho más allá que ganarte la vida y estar conforme con tu rutina.

(NO DEJES DE VER LAS FOTOS QUE TE PREPARÉ Y COMENTAR SOBRE TU DÍA PERFECTO EN LA PARTE DE ABAJO DEL POST )

Ese día cansada de mi rutina diaria:

Me encontraba en mi escritorio, había más papeles que de costumbre, a ambas computadoras se le estaba acabando la pila, ya no había enchufes donde conectarlas porque estaba lleno el adaptador entre el celular, la pila portátil y el ipod.

El celular sonó y no lo podía encontrar bajo el desorden de papeles y libros. Hacía calor en esa tarde en la ciudad; me dolía la cabeza, tal vez era hambre o cansancio, pero no quería ni acercarme a la cocina con la cantidad de platos sucios por lavar, tal vez era por la desvelada de la noche anterior escribiendo bajo la luz de mi foco de poca potencia haciendo la tarea a última hora.

En ese momento solo quería dar por terminado mi día laboral e irme a dormir; entonces sólo eché la cabeza para atrás con las manos en el teclado y dije apretando los ojos con frustración. “Necesito unas vacaciones”

Desconectarme.

Un cambio de ambiente y de ritmo era justo lo que necesitaba.

Tomé el primer autobús tan pronto como empezaron mis vacaciones escolares.

No podía esperar ni un día más para sentir el aire perfumado a pino y sentarme a la luz de una fogata a ver las estrellas que no se logran ver en la ciudad. Pero sobre todo, descansar del ambiente electrónico en el que estoy sumergida 24/7. Saber que no debo de encender el celular y la computadora a primera hora del día, que no estoy atada al escritorio y a la rutina o a prestar atención al celular cada vez que timbra me hace relajarme.

Esta simple idea me ayuda a eliminar el estrés y es, además, verdaderamente estimulante para mi salud.

La casa de mi papá, El Varal, Valle de Bravo.

Un rancho ubicado en el bosque en el corazón de la montaña a unos 2,300 pies sobre el nivel del mar en el Estado de México, México. Ya que iba a estar en un ambiente natural, decidí aprovechar el tiempo y conscientemente hacer una desintoxicación, no sólo de aparatos electrónicos, sino también de alimentos.

Así fue mi día perfecto:

Mi día comenzó a las siete de la mañana. Desperté después de ocho horas reparadoras de sueño.

Estaba amaneciendo cuando tomé mi vaso matutino de agua tibia con limón, jengibre y una pizca de sal de himalaya. No despierto correctamente si no tomo este sabroso elixir. Me puse mis tennis y salí al bosque a caminar, me detuve a apreciar los primeros rayos del sol, el aire en la montaña que en época de lluvias es frío y húmedo, la neblina entre los árboles le da un aire fantástico al bosque. Me sentí completa.

manana-de-calidad-de-vida

(7:45am, los primeros rayos del sol entran por las ramas de los árboles)

Después de una caminata vigorizante de un par de horas, el sol ya estaba calentando, así que me quité los zapatos y caminé descalza por el suave pasto. Me puse feliz como una niña al poder tener la libertad de hacer eso.

caminando_grama

(El sol comienza a calentar el pasto)

Escuché el río a lo lejos, llevaba mucha agua por la tormenta que había caído la noche anterior, un chapuzón de agua fría era ideal para quitarme el calor de la caminata y beber el agua pura y helada me quitaría la sed por el ejercicio.

El agua fría me energizó para el resto del día. No necesité café.

El agua es limpia y mineralizada por las piedras del río, no hay agua más viva y pura. No puedo explicar la sensación de bañarse en un río en medio del bosque, es casi mágico, ¿Por qué no puedo hacer esto todos los días? pensé, esto es un privilegio.

Estaban ordeñando lo vaca cuando subí del río. Cómo me gusta disfrutar de un vaso de leche cruda por la mañana con el estómago vacío, (sí, sin hervir), contiene todo lo que necesita mi estómago para digerirla, es dulce naturalmente, cremosa y muy sabrosa. Estas vacas solo comen pasto y beben agua limpia, por eso puedo tomar leche directamente sin hervir.

amamantando_becerro

(La Canelita y la Lola, antes de ordeñarlas)

Sólo agregué un poco de miel y canela en polvo para hacerla aún más deliciosa, me hizo sentir satisfecha y sentí como se activó mi digestión. Hace mucho que no hacía esto, es una hermosa mañana.

Después de disfrutar mi leche con un plato de fruta: plátano, pera , durazno y zarzamoras espolvoreado con semillas de chía, polen de abeja y miel; me preparé para mi terapia diaria…

miel_con_leche

(Mi vaso de leche bronca (cruda) recién ordeñada)

frutas-en-el-campo

(Mi vista comiendo mi plato de fruta con chía, polen y miel)

Le saqué otra foto para que lo veas desde arriba… Los puntitos son las semillas de chía. Nada mejor que comer frutas orgánicas:

bol_verduras

Eso estuvo delicioso :-)

Antes de terminar la mañana

Hora de la terapia de sol.

Apliqué aceite de coco en todo el cuerpo y protector solar sin químicos en la cara, extendí un tapete, saqué mi material de lectura y preparé agua de lima con chía para hidratarme. Sentí bienestar al recibir el sol directamente, no me siento así en la ciudad, no se puede explicar, sólo se puede sentir. Además ¿A quién no le gusta tener un buen bronceado?

Mientras estoy recostada tomando el sol, de pronto me siento culpable. Culpable de no estar ocupada, corriendo, con prisa o estresada por algo.

Me pongo a reflexionar:

¿Por qué estar ocupado es visto como algo positivo? Es lo que más nos caracteriza, es el pretexto para todo y es aquello que menos hace sentido.

¿Ser ocupado es sinónimo de ser productivo? Esos pensamientos me llevaron a reflexionar en maneras en las que puedo organizar mi tiempo mejor para no tener momentos explosivos donde quiero renunciar a todo…

descansando_patio

(Un tapete para tomar el sol)

Después del baño de sol era tiempo del almuerzo.

Con mucha antojo de un omelette, fui a donde las gallinas a recoger huevos mientras ellas paseaban por el jardín comiendo insectos y pasto. Los borregos pastaban junto a ellas y los patos también estaban cerca.

A veces no nos detenemos a apreciar la belleza sencilla de los animales, es tan relajante observarlos.

huevos-de-campo

(Mis huevos de gallina de libre pastoreo)

Había tres huevos en el gallinero, iban perfectos con los hongos silvestres verde-azules que había recogido esa mañana en mi caminata. Los acompañé con frijoles de olla, queso fresco, aguacates y tortillas de maíz criollo hechas a mano. Desayuno campesino, ¡Hasta la comida sabe distinto allá!

Mientras recolectaba los huevos, le saqué un par de fotos mas a lo que me rodeaba, y no podía creer todo lo que me estaba perdiendo:

montana-en-lo-lejos

(El Cerro Gordo estaba llamándome para que vaya a explorarlo…)

vaca_tomando_agua

(La Pecosita bebe del bebedero de tronco que acabamos de hacer)

patos

(Los patos se acercan para ver qué tengo de comer para ellos, interesados…)

perros

(Lenny y Tigre descansan junto a mí, mis fieles compañeros)

Después de un rico almuerzo era hora de trabajar en el jardín.

Había que cosechar aguacates de los árboles. Era muy relajante ser acompañado por los animales que pasean libremente por el jardín. Me recosté con los brazos abiertos sobre el pasto a ver las nubes pasar, respiré profundamente apreciando la pureza del aire, no pude recordar cuando fue la última vez que me sentía tan bien. Agradecí profundamente poder vivir ese momento y me propuse recostarme sobre el pasto más seguido. Hay que ser sencillos como niños.

bosque

(La vista desde mi sitio de descanso)

aguacates-frescos

(El fruto de un duro trabajo en el huerto de aguacates orgánicos)

Más tarde en el mercado

En el mercado compré fruta de temporada, es más económica y fresca por ser local.

Además de hacer amistad con los productores directamente (las mejores charlas e intercambios de información suceden en el mercado local) las historias  que te cuentan si les haces pláticas son conmovedoras y chistosas. Comprar su fruta es reconocer el esfuerzo que está detrás de su labor y hace más agradable la compra.

Ahora es temporada de tunas. Les pongo limón, sal de grano y pimienta cayena. Saladitas, picositas y saludables, excelente colación para el mediodía caluroso.

hortalizas

(La fruta de temporada del mercado local, toda se produce y se cosecha a menos de 100km de ahí)

frutas-del-mercado

(Estas manzanas de se veían deliciosas, y no podía dejar de sacarles una foto)

Me sentí un poco mal de la garganta, parece que me iba a resfriar con tanto cambio de clima; un té bien caliente de hierbas descongestionantes y aromáticas como el romero, el hinojo y la manzanilla con miel es todo lo que necesité para sentirme mejor, el aroma me reconfortó y me relajó, es bueno para aliviar cualquier indigestión también.

miel_organica

(Ramas de té que compré en el mercado y miel orgánica para la tos)

Mientras tomaba mi té, entré en ansiedad por el celular y la computadora y el trabajo y todo o que tenía que hacer; como cuando un fumador necesita su cigarro o cuando necesitas azúcar desesperadamente…

“Tengo problemas de adicción”, pensé.

Mi papá entonces me recordó que era “Día de Temazcal”, y que no podíamos perdérnoslo en un día perfecto como este (lo cual para mí es realmente la verdadera calidad de vida). Fue brillante que justo en ese momento lo dijera.

El Temazcal

El Temazcal, una casa de vapor ceremonial típica de México. El vapor causa que el cuerpo sude, depurando las vías respiratorias y el aparato digestivo, relaja el sistema nervioso y ayuda a todo tipo de situaciones médicas, además de ser muy relajante por las propiedades curativas de las distintas plantas medicinales que se utilizan.

La experiencia es un poco distinta, sin embargo.

La entrada es pequeña y tienes que arrodillarte. Adentro de la estructura circular, hay petates (un tapete de fibras de palma) donde te sientas. En medio hay otro círculo pequeño con una hendidura donde se colocan las piedras al rojo vivo. Una cubeta de agua caliente se vierte con ramas de hierbas aromáticas sobre las piedras. Se cierra la puerta y queda completamente oscuro.

Las piedras sueltan vapor, un olor fragante a hierbas medicinales invade el espacio. Adentro uno puede ponerse cómodo (si no hay mucha gente), acostado o sentado. Se estima que uno puede sudar hasta 1500 ml de sudor y cada litro equivale a cerca de 1 kg de toxinas.

Se divide en lapsos de tiempo. Cada lapso se llama “puertas”, duran entre 20 y 25 minutos. Al enfriarse las piedras, se abra la puerta y se deje oxigenar hasta que se metan nuevas piedras calientes.

Puede haber un descanso de 15 minutos donde se bebe té y se puede salir a refrescar con agua fría. Algunos temazcales lo hacen, otros no. Esta costumbre antigua es de carácter ceremonial donde se le rinde culto a la naturaleza, los cuatro elementos y al “gran espíritu”. No deja de ser una experiencia religiosa, al fin al cabo. Al final te das un baño con té de hierbas medicinales o agua helada de montaña, comes algo de fruta y tu piel nunca había estado tan tersa y bella.

Una experiencia increíble y muy, pero muy saludable.

temazcal

(Este es un temazcal , aunque esta no es mi foto)

Después del temazcal me sentí renovada, pero quería descansar y conviene hacerlo después de una limpieza tan profunda. Era hora de beber mucha agua y tener una comida reconfortante y como estaba de vacaciones, había que consentirse.

Hay un restaurante cerca del temazcal que prepara platillos con alimentos orgánicos; para mí es importante consumir en lugares donde sé que las materias primas son locales y están libres de pesticidas o agro químicos, por su sabor, nutrición, pero sobre todo para sostener el comercio local y el sustento de las familias que dependen de él.

Ensalada de espinaca, berros y lechuga con aceite de oliva, carne de conejo bañado en salsa de molcajete verduras al vapor, tortillas de maíz azul hechas a mano y el ingrediente con el cual no puedo comer, el aguacate.

Una copa de vino tinto orgánico y mexicano es perfecto para platicar en la sobremesa y contemplar el atardecer, me sentí así, como dicen los mexicanos, “panza llena y corazón contento”.

Finalmente, llegó el anochecer

El fuego es hipnotizante, puedes mirarlo por horas, hay algo tranquilizante en hacer una fogata en el bosque y sentarte a observarla. Era una paz absoluta, no hay ruido de autos, sirenas o luces artificiales. Mejor que la televisión, sin duda.

anochecer

(Mis perros junto al fuego, la temperatura bajó y está anocheciendo)

Empezó a caer la noche y el cielo se pintó de rojo, naranja y rosa. El día fue perfecto. El sol se metió y mi cuerpo lo supo porque inmediatamente me dio sueño. Me acordé que o había visto mi celular en todo el día y que ni lo extrañaba; cuando me levanté, me despedí con un fuerte abrazo y me dirigí hacia la cama.

Me quedé pensando en mi cama que cuando uno se ejercita, hace sus tareas productivamente, come lo nutritivo y descansa y se relaja en compañía de los seres queridos, (y no se presta toda la atención a la televisión o a la computadora) es básicamente todo lo que se necesita para ser feliz y tener paz. Porque, ¿Qué más hay para el hombre que trabajar y disfrutar el fruto de sus manos?

Nada, sólo eso, trabajar, descansar, amar y disfrutar. Eso es lo que llamo CALIDAD DE VIDA.

Déjame tus comentarios mas abajo. Cuéntame sobre tu día perfecto :-)

Sobre Elena Araiza

Tan delicado como una bomba Molotov, Denis Balitskiy tiene por misión personal derrumbar los mitos de nutrición y ayudarle a los siguientes 10.000 alumnos a recuperar su salud. Además, Denis es un ferviente emprendedor, speaker y motivador. 


En sus ratos libres se dedica a tocar la batería y a imaginarse nuevas formas de hacer un cambio positivo en el mundo. Puedes conocer su historia aquí.

Deja tu comentario

Tu correo no será 

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola! Que precioso tu dia y las fotos muy bellas! Comparto tu filosofia de vida, me conformaria con solo una parte de ese dia…
    Pero hay una realidad, y es que no todos tenemos un rancho con agua cristalina y animales de libre pastoreo, con sembrados sin agroquimicos y etc.
    Que hacemos nosotros? La gente que sueña con tener un dia asi? Encerrada en oficinas y fabricas toda la semana rodeada de cemento y basura…
    Los lugares sanos y hermosos tienen dueño y por ende, hay que pagar para gozar de un dia perfecto. Y no es nada economico.
    Los verdaderos paraisos que existen en este planeta por lo general no son publicos, solo estan reservados para cierta clase de gente (con dinero).
    Porque las tierras estan mal distribuidas, asi funciona el sistema capitalista.
    Sin ánimos de ofender, solo expreso mi opinión. Es muy recomendable pasar un dia como el que describis en tu articulo pero la realidad es que solo lo pueden hacer muy pocos.
    Lo mismo lo de consumir alimentos organicos…
    Todos los dias uno sufre por saber que nuestros hijos se estan intoxicando con los alimentos y quimicos a los que la ciudad nos somete sin poder hacer nada contra eso…
    Que hacer en esos casos?
    Y no es lo mismo pasear por la plaza del barrio que pasearse en un rancho!!
    Creo que tu articulo solo es para cierta clase de personas (una elite) y para el resto es muy ofensivo.
    Es mi sincera opinion. Saludos desde Argentina

    1. Gracias Ada, es verdad; soy privilegiada por poder disfrutar de dicho lugar y también es verdad lo que dices acerca de la comida orgánica y la vida citadina, el sistema en general hace inaccesible los alimentos orgánicos y en vez nos alimenta de comida envenenada y desnutrida. Es injusto. Mis sinceras disculpas si te ofendió el post, el punto de todo es que cada quien encuentre y ponga el esfuerzo por descansar y que se de cuenta de lo que la comida procesada y el estrés continuo puede hacer al cuerpo. Ada, el estilo de vida que uno pueda tener en ese rancho no es casualidad, es el resultado de una decisión; nadie nos fuerza a vivir en la ciudad entre cemento y basura, estamos condicionados a hacerlo, más no obligados. Yo elegí a aprender cómo sembrar en la maceta de mi departamento en la ciudad antes de aprender como hacer una hortaliza en el rancho. Yo fui la que tomó la decisión de elegir alimentos de mejor calidad, la mayoría no son “orgánicos” de marca, sino locales sin certificación orgánica que me esforcé por encontrar. Tuve que desaprender muchas cosas y aprender otras, y te digo que ahí donde vives, puedes tener alimentos sanos sembrados por ti y ayudar tu enconomía familiar. Pregúntale a Cuba en los años ochenta lo que hizo para sobrevivir cuando se quedaron sin petróleo. Y si no tienes un rancho, créeme que puedes vivir en uno, tener techo y comer…y sin un centavo. Ve a http://www.wwoofargentina.com/ y observa el mundo de posibilidades que hay. Literalmente. El sistema es corrupto y es injusto que unos puedan y otros no. Pero con un poco de convicción y esfuerzo, puedes empezar a tener un estilo de vida distinto. Yo así lo decidí, y no ha sido siempre fácil, pero ha valido la pena. Te animo a que busques en Argentina personas que ya lo están haciendo, hay todo tipo de movimientos y organizaciones que están pensando diferente y que buscan a otros que se sumen. Súmate. Y espero escuchar de ti pronto. Salud y éxito en todo lo que te propongas.

  2. Exelentes noticias y que bueno que la conciencia de lo divino este en algunos varios ya, porque es cierto nuestro Dios es tan sabio que lo hizo todo muy bien y bueno para los que gozariamos de este paraiso terrenal que ya no luce tan bonito en todas partes pero que todavia le quedan lugares lindos.

    Felicitaciones tocaya por tu dedicaciòn, Dios te siga dando bendiciones y sigas contribuyendo para el bienestar propio y de otros.

  3. eso se ve marabilloso soñado ya no queda muchos espacios así sin correr riesgos al encontrarlos hay que disfrutarloseso nos relaja y quita el estres del diario vivir

    1. Me encanto,seria tan hermoso disfrutarlo de esa manera,simple,sencilla,y con los q.amas sobre todo.
      Las ultimas francés me recordaron el proverbio Bíblico.Jehová nos lo hará disfrutar pronto.bajo su gobierno mesiánico.
      Gracias

      1. Así es Rosaluz, parafraseando del libro de Eclesiastés; Lo único bueno para el hombre
        es comer y beber,y pasarla bien en medio de su trabajo.Yo vi que también esto viene de la mano de Dios. Gracias por tu comentario y espero que, dentro de tus posibilidades, puedas salir al campo a pasar un excelente día con los tuyos. :)

    2. ¡Precisamente Marisol! Nos relaja y nos quita el estrés, de eso se trata de encontrar lo que a ti te funcione para descansar, sobre todo si vives como yo en la ciudad con una dieta moderna y un trabajo estresante… espero que encuentres tu espacio especial para hacerlo. ¡Gracias por tu comentario!

  4. Fantástica experiencia Elena¡ Ojalá tuviera la posibilidad de disfrutar un día así¡ En mi país las distancias a lugares como ese son enormes¡ Pero nada es imposible! Sólo tomar la decisión de tomarse un tiempo para uno. Practico el Naturismo y estoy de acuerdo que si se lo adopta, seguro se obtiene una mejor calidad de vida! Hermosas fotos!

    1. ¡Gracias por tu comentario Lucila! ¡Me da gusto saber que también eres entusiasta del naturismo!, si te es posible desconectarte en un lugar parecido, qué mejor, pero si no, sólo sal y disfruta de paseos al aire libre tan a menudo como puedas… de eso se trata esto. ¿De qué país eres? ¿Qué te trae al Blog de Revolución Salud?

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}