¿Sabías que existen 3 veces más bacterias vivas dentro de tus intestinos que células en tu cuerpo?

Y no solo eso.

Estas bacterias vivas pueden hacer la diferencia entre un metabolismo sano y completamente alterado, incluyendo problemas como sobrepeso y depresión. Así es, las bacterias vivas dentro tuyo pueden mantenerte mas obeso o delgado, de buen humor o deprimido.

¿Te gustaría amigarte con ellas?

Si es así, hoy te contaré:

  • La importancia de tu microbiota intestinal (te sorprenderá)
  • Qué son los probioticos, y como pueden transformar tu cuerpo
  • 9 hechos asombrosos de los probioticos
  • Cómo saber si tu sistema digestivo está enfermo y qué hacer al respecto
  • 6 Opciones saludables de aumentar tus probioticos

¿Sabías que tu sistema digestivo puede determinar si estás enfermo o sano?

Recuerdo hace muchos años haber leído la famosa frase que dice:

A pesar de que Hipócrates vivió hace más de 2400 años, tenía toda la razón: nuestro cuerpo es como un sistema cerrado, con una “ecología” especial. Cuando algo altera ese equilibrio, podemos sufrir de graves consecuencias en nuestra salud.

Desde que era pequeña, infinidad de veces escuché decir cosas como: “ese niño no come nada, seguro que tiene bichos”…

O frases como: “desde que se enfermó de la panza no ha estado de buen humor…”, “habrá que limpiarle el intestino para que mejore de salud…”

Y no es hasta hoy en día que puedo comprender más, y con base científica, la verdad detrás de todo esto.

Cada vez más salen a la luz estudios que demuestran que esos “bichos” que habitan en tu intestino, están ahí con un propósito definido. La “Microbiota”(antes llamada flora intestinal), es el conjunto de microorganismos que conviven en sintonía con tu cuerpo, y está compuesta por alrededor de 100 billones de microorganismos, particularmente en el intestino y otras partes del aparato digestivo. (detalle)

Para ser claros: literalmente se trata de “bichos vivos” dentro de tu cuerpo. Están allí ahora mismo, conviviendo contigo mientras lees esto (por favor no te mires la panza, no los va a ver sin microscopio).

¿Sorprendido?

Al día de hoy, está más que claro que el tipo y la cantidad de microorganismos en tu intestino, interactúan con tu cuerpo en formas que pueden, ya sea, prevenir o estimular el desarrollo de muchas enfermedades. En otras palabras, pueden hacer que estés sano o enfermo.

Tu Microbiota intestinal, el órgano desconocido…

Los investigadores reconocen hoy en día a la microbiota intestinal como un nuevo órgano. (detalle)

Esto es con justa razón: ¿sabías que está compuesta como mínimo de 1000 tipos de bacterias y comprende más de 3.3 millones de genes? Esto supone 150 veces más que el genoma humano… ¿increíble cierto?

Y no solo eso, ¡el 80% de nuestras células inmunes y más de 100 millones de neuronas conectadas con el cerebro viven en nuestro intestino! Como puedes ver, no es necesario que te diga que, si no tienes una buena salud intestinal, TODO tu cuerpo se verá afectado…

El desarrollo de esta microbiota intestinal comienza tras el nacimiento. Sus composición va formándose mientras creces. Por ejemplo, esta dependerá de las condiciones del nacimiento, si fuiste amamantado con leche materna, el tipo de dieta, el entorno donde creces, el uso de antibióticos, una higiene muy estricta, entre otros.

Hace algún tiempo, los científicos comenzaron a investigar mas a fondo todo este tema y la microbiota intestinal ha pasado a considerarse un “órgano metabólico” con funciones en la nutrición, regulación de la inmunidad y inflamación sistémica. (detalle)

Ahora vamos con lo mas importante:

El índice de porcentaje ideal entre las bacterias beneficiosas y perjudiciales de tu intestino debería ser de 85% a 15% respectivamente. Gran parte de que tengas una buena salud general tiene que ver con el hecho de que mantengas óptimo este índice.

¿Padeces de alguna enfermedad o metabolismo destartalado? Entonces es probable que tengas alterada tu composición de bacterias.

Verás, las características de tu dieta, junto con los factores genéticos, influyen en el balance de unos microorganismos sobre otros (estudio).

Un estudio de la Universidad de Washington observó un grupo de en ratones, quienes después de tan solo un día de dieta de tipo occidental (alta en grasa y azúcar, y baja en fibra), mostraron cambios en su composición microbiana y en sus vías metabólicas. Después de tan solo 2 semanas bajo esta dieta, los ratones mostraron mayor cantidad de grasa. (estudio)

Que no te sorprenda este dato:

Uno de los principales resultados de llevar una alimentación saludable, es que propicia el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas: los probioticos. Estas mismas bacterias realizan un extraordinario trabajo restaurando tu salud.

La abundancia o en su defecto, la escasez de ciertos alimentos determinará la presencia o no de especies bacterianas buenas para tu cuerpo. Verás, diferentes bacterias se reproducen cuando hay disponibilidad ilimitada de alimentos, o de especies más eficientes cuando los nutrientes son escasos. Esto confirma la importancia que tiene el tipo de alimentación que llevamos día a día.

Definiendo a los Probióticos

Desde el año de 1953 fueron muchas las definiciones que hubo para referirse a los probioticos y no fue hasta el 2001 que la OMS formuló la definición actual: (detalle)

Microorganismos vivos, que cuando son administrados en cantidades adecuadas, confieren beneficios de salud a su huésped.

Los probioticos son la clave no solo para tener una mejor salud y un sistema inmune más fuerte, sino también para mejorar problemas digestivos, enfermedades mentales, así como desórdenes neurológicos.

En cuanto a nutrición se refiere, también resultan esenciales ya que mejoran la absorción de nutrientes y la digestión óptima del alimento. Además, te ayudan a producir vitaminas, absorber minerales y muy importante: ayudan a eliminar toxinas…

¿Nada mal cierto? Pero no te preocupes que a lo largo de la serie de probioticos tendremos tiempo de examinar todos sus beneficios.

¿Sabías qué…?

  • La palabra probiotico se deriva del latín (pro) y del griego (bios), literalmente significa “a favor de la vida” 

  • La historia de los probioticos va de manera paralela a la evolución de la raza humana. Gracias a las técnicas sofisticadas de hoy en día puede ser rastreada hasta tiempos antiguos, casi 10,000 años atrás. (detalle)

  • El yogurt fue descubierto por azar al transportar leche a través del desierto en bolsas hechas del estómago de oveja. Las enzimas presentes en las paredes del estómago fermentaban la leche, dándole el sabor y características del yogurt.

  • El libro llamado “The Prolongation of life” (la prolongación de la vida), escrito por un científico ruso, es el primer libro en hacer una descripción científica sobre el potencial de mejorar la salud humana comiendo sustancias que mejoran favorablemente la microflora gastrointestinal. Este concepto es conocido ahora como el principio de los probioticos. (detalle)

  • En 1930 el microbiólogo japonés Minoru Shirota, descubrió por primera vez la flora bacteriana que sobrevivía a la digestión y lograba llegar hasta el intestino. Posteriormente pudo aislar y cultivar esta bacteria que hoy conocemos como Lactobacillus Casei Shirota. Quizás este nombre como tal no te suene para nada, pero que tal si te digo “Yakult” (detalle). Pues fue gracias a este descubrimiento que se pudo realizar esta bebida con lactobacilos en 1935 por primera vez.

A decir verdad, los probioticos han estado junto a nosotros desde tiempos antiguos. Diferentes culturas sin saberlo utilizaban alimentos que contenían una u otra forma de probioticos y que ayudaban a combatir infecciones (recordemos que en tiempos antiguos no existía la medicina tal y como la conocemos hoy en día)…

9 Hechos asombrosos de los Probióticos

  • Hecho 1#: Hay 10 veces más probióticos que células en nuestro cuerpo.

En una persona sana podemos encontrar entre 100-300 trillones de probióticos, en comparación con tan solo 10 trillones de células en nuestro cuerpo. A pesar de lo que increíble que pueda parecer, este hecho ha sido extensamente estudiado por los científicos. (estudio)

  • Hecho 2#: Los probióticos pueden matar a las bacterias resistentes a los antibióticos.

Un problema que tenemos hoy en día debido al uso sin restricción de antibióticos, es justamente la aparición cada vez más frecuente de bacterias resistentes a los antibióticos, que tenemos en la actualidad (detalle). Una vez más, podemos echar mano de los probióticos quienes desde hace años nos han venido ayudando a combatir bacterias patógenas. Una característica interesante de los probioticos es que, así como las bacterias resistentes a los antibióticos mutan para sobrevivir al ataque de los antibióticos y hacerse más resistentes, de igual forma los probioticos tienen esta cualidad, pero para atacar a dichas bacterias malignas…

  • Hecho 3#: Los probióticos en nuestro cuerpo pesan más que nuestro corazón.

El corazón de una persona adulta pesa en promedio 300 gramos, un cuerpo sano tiene 1.5 kg de probioticós aproximadamente.

  • Hecho 4#: No solamente habitan los probióticos en nuestro tracto digestivo, sino en todo nuestro cuerpo.

Si bien es cierto que el número más largo de probióticos vive en el colon, también billones de ellos habitan nuestra cavidad oral, cavidad nasal, esófago, estómago, intestinos, vagina, alrededor del recto, bajo las axilas, bajo las uñas, entre los dedos, tracto urinario, y muchos otros lugares…

  • Hecho 5#: Nuestro apéndice (considerado inútil anteriormente) es capaz de liberar probióticos cuando nuestro cuerpo es atacado por gérmenes.

Hasta hace un tiempo recuerdo que el apéndice podía ser removido de nuestro cuerpo sin pensar, ya que era considerado como “inútil”. Sin embargo, en el 2007 científicos de la Universidad de Duke, demostraron que cuando el cuerpo es atacado por patógenos, el apéndice es capaz de secretar probióticos específicos para combatir a los invasores en cuestión. (estudio)

Así que, ahora ya lo sabes: en realidad un apéndice en forma puede hacer mucho por ti y por tu salud. Salvo en casos donde se produzca una apendicitis aguda de emergencia, seguramente ahí sí que te extirparían el apéndice. Pero ya sabes, mantener una buena salud digestiva te ayuda a evitar esto.

  • Hecho 6#: Los probióticos son capaces de luchar contra el Cáncer.

Los probioticos también juegan un papel importante en la lucha contra el cáncer. Por ejemplo, ayudan a disminuir carcinógenos a nivel intestinal. Esto por mucho ya es de gran ayuda para disminuir el riesgo de sufrir cáncer. (estudio)

  • Hecho 7#: Hay más de 100 beneficios probados que podemos obtener al tomar probióticos.

Hay de decenas de estudios hoy en día, que comprueban todos los beneficios que podemos obtener a partir de la suplementación con probioticos de manera adecuada y en las cantidades necesarias (detalle). No dudo que en los próximos años seguiremos teniendo pruebas de lo beneficioso que puede resultar el uso de probioticos en nuestra vida diaria.

  • Hecho 8#: Los probioticos producen antibióticos químicos.

No por nada algunos científicos proponen que los probioticos serán los antibióticos del futuro. Se ha constatado que bajo ataque de patógenos, los probioticos pueden producir sustancias antibióticas capaces de eliminar los patógenos invasores.

  • Hecho 9#: Tenemos probioticos desde antes de nacer…

Desde el momento en el que llegamos a este mundo, los probioticos pasan a ser parte de nuestras vidas. Es al pasar por el canal de parto que estamos expuestos a las bacterias de nuestra madre por primera vez. Esto inicia una cadena de reacciones en nuestro tracto digestivo y, comenzamos a producir bacterias beneficiosas.

Es más, hace poco leí que incluso el tipo de Microbiota intestinal que tenga una mujer, condiciona la microbiota que tendrá su bebe al nacer. La Dra. Natasha Campbell-Mcbride, neuróloga rusa refiere que la flora intestinal (Microbiota) de una mujer puede influenciar en la salud directa de su hijo. (detalle)

Si estás embarazada y dudando si amamantar o no a tu hijo, después de leer esto creo que ya no tendrás más dudas…

La leche materna y los probióticos

Alimentar a tu hijo con leche materna tiene grandes beneficios que no son un misterio hoy en día.

Solo algunos de ejemplos son: mayor aporte nutricional, mejor digestión, mejora de lazos afectivos etc. Aunado a todo esto, científicos de la Universidad de Duke llevaron a cabo un estudio donde comprueban porque es mejor la lactancia materna en comparación con las fórmulas para proteger a los recién nacidos contra enfermedades infecciosas. (estudio)

Los investigadores cultivaron bacterias beneficiosas en tres tipos de leche (leche de soya, leche de vaca y leche materna). Aunque las bacterias se multiplicaron rápidamente en los 3 tipos de leche, hubo una gran diferencia respecto a la leche materna.

En las muestras de la leche materna, las bacterias se juntaron para formar biopelículas (delgadas capas adherentes). Esto resulta de vital importancia ya que dichas biopelículas se adhieren a la pared intestinal y actúan como escudo, bloqueando patógenos y agentes infecciosos.

Es por eso que podemos afirmar que proporcionar leche materna es vital para ayudar a normalizar la microbiota de un bebe, y ayudarlo de esta manera a protegerse en un futuro contra enfermedades y problemas de desarrollo. (estudio)

¿Cómo saber cuando te hacen falta probióticos en tu sistema digestivo?

Es muy fácil detectar cuando el número de bacterias no benéficas supera la cantidad de bacterias beneficiosas en tu cuerpo y particularmente en tu sistema digestivo. También podrás darte cuente de que tienes un problema simplemente cuando te hacen falta probióticos de manera general. A continuación, te hago mención sobre algunos de los síntomas que puedes experimentar cuando esto pasa:

Tu intestino es literalmente tu segundo cerebro. De hecho, este se origina del mismo tejido que tu cerebro.

Verás, durante el desarrollo fetal, una porción se convierte en tu sistema nervioso central y la otra se convierte en tu sistema nervioso entérico. Ahora bien, estos dos sistemas están conectados vía el nervio vago, el décimo nervio craneal que funciona desde tu eje cerebral hasta tu abdomen. Debido a esta conexión, la mente y el intestino trabajan en conjunto y cada uno influye en el otro.  He aquí por qué tu salud digestiva podría estar afectando tu salud mental.

Además, recuerda que el 80% de tu sistema inmune se encuentra en tu sistema digestivo, así que, si este no se encuentra en buenas condiciones, se deterioran tus defensas.

9 Cosas que están matando tus probióticos

Conviene saber que nuestras bacterias intestinales son muy sensibles y vulnerables a nuestro estilo de vida y a los factores ambientales que nos rodean.

La mayoría de la gente hoy en día, incluidos los niños, necesitan mejorar y recargar sus niveles de probióticos debido a la gran carga de químicos dañinos a los cuales estamos expuestos de manera cotidiana y que afectan nuestras bacterias amigas.

Los peores enemigos de tu microbiota intestinal son:

  • Antibióticos
  • Azúcar / fructosa
  • Agua clorada y fluorada
  • Alimentos procesados
  • Granos refinados
  • Productos químicos y pesticidas agrícolas
  • Uso excesivo de jabones y productos antibacterianos
  • Contaminación ambiental
  • Estrés emocional

La buena noticia es que puedes parar esto tan solo con el hecho de disminuir tu consumo de alimentos procesados y elegir para uso cotidiano alimentos frescos (preferentemente orgánicos o al menos intenta elegir los productos de la estación y que hayan sido producidos de manera local). De esta manera, estarás disminuyendo gran cantidad de estos químicos que perjudican tus bacterias buenas.

Comienza ya a optimizar tus bacterias saludables

Como ya mencioné anteriormente, un paso importante en tu camino a mejorar tu nivel de probióticos, es disminuir el consumo de alimentos procesados y sobre todo disminuir tu consumo de azúcar. Es sumamente importante que disminuyas tu consumo de azúcar, ya que comer azúcar alimenta a las bacterias malas, levaduras y hongos en tus intestinos.

Por otro lado, una excelente manera de asegurarte una perfecta colonización de bacterias saludables en tu sistema digestivo, es el consumo regular de alimentos fermentados.

No soy partidaria de recurrir inmediatamente al uso de suplementos. Lo ideal es incorporar los probióticos a través de los alimentos, salvo para aquellas personas que no toleren el sabor de los alimentos fermentados.

6 Opciones saludables de aumentar tus probioticos

1. Kefir

Bebida parecida al yogur, con la diferencia de que no solamente se fermenta a partir de bacterias sino también de levaduras. Es una combinación de leche y granos de kefir.

La palabra Kefir deriva del turco “keyif”, que significa alegría, placer. Este significado hace referencia a la sensación de bienestar que proporciona el kefir al sistema digestivo después de haberlo consumido.

Otro punto positivo del kefir es que puede ser consumido por personas con intolerancia a la lactosa. Esto debido a que las bacterias contenidas en el kefir fermentan la leche por un lado y por otro las levaduras desdoblan la lactosa mejorando su digestión.

2. Yogur

El yogur es uno de los alimentos mejor conocidos por contener probióticos y por sus cualidades digestivas. Seguramente sabes que hemos estado consumiendo este alimento durante miles de años, así que no lo menosprecies.

Solamente te recomiendo 2 cosas a la hora de comprar yogur:

Procura que venga ya sea de cabra, oveja o vaca y que estos animales hayan sido alimentados con pasto natural y no alimento comercial lleno de químicos. Esto se debe a que el producto que consumas dependerá del tipo de la alimentación del animal. ¿No tienes posibilidad de comprar yogur orgánico? Perfecto, trata de elegir aquellos con menos azúcar.

3. Sauerkraut o Chucrut

No es otra cosa que repollo (col) fermentado. Ya los chinos conocían muy bien sus propiedades en la antigüedad y utilizaban el jugo de la col una vez fermentada para aumentar el sistema inmunológico.

El chucrut es rico en vitamina C, enzimas digestivas y lactobacilos. Sus propiedades evitan problemas intestinales, constipación, diarrea, además de ayudar a combatir rápidamente resfriados.

 4. Kimchi

El kimchi es el plato nacional de Corea y resulta de la combinación de fermentar nabo, pepino, col china, sal y luego añadir salsa con ajo, jengibre o chiles. Todo un cóctel de antioxidantes, vitaminas, fibra, acido láctico y propiedades depurativas.

En la actualidad se considera que el Kimchi es anticancerígeno, ayuda contra la obesidad y constipación, tiene propiedades para mejorar la piel y retrasar el envejecimiento, ayuda a mejorar la salud mental y el sistema inmunológico.

¿Nada mal para este plato coreano cierto?

5. Natto

Plato derivado de la fermentación de los granos de soya. Ha formado parte de la dieta tradicional japonesa desde hace muchos años y contiene un poderoso probiotico: bacilus subtilis, el cual ha probado reforzar el sistema inmunológico, mejora la salud cardiovascular y ósea, y mejora la digestión de la vitamina K2.

Si te suena como algo pegajoso y… asqueroso… en realidad no lo es. Si bien es cierto que tiene un sabor bastante extraño, y que los japoneses adoran este alimento, a los extranjeros les cuesta un poco acercarse. De todos modos ten la mente abierta, y prepáralo en tu casa si puedes. Mas adelante haremos un post con la receta.

6. Miso

Típico de China, Corea y Japón, el miso se ha venido utilizando y perfeccionando desde hace muchos años. Las palabras chinas para decir mi-so significan: mi (sabor) y so (bullicioso o que hierve). Imagina que en la antigüedad el miso era considerado como un regalo e incluso se llegó a utilizar como una forma de pago.

Elaborado a partir de la fermentación de granos de soja, puede variar dependiendo del tipo de cereal utilizado (arroz blanco o integral, cebada o solo soja), y el tipo de fermentación elegido. Tan solo con añadir una cucharada de miso a un poco de agua hirviendo, puedes disfrutar de una deliciosa sopa rica en probioticos, que estimulará tu sistema digestivo y te dará energía.

Palabras finales

Recuerda que más del 80% de tu sistema inmunológico se encuentra en el intestino, por lo que mantener tu microbiota intestinal en óptimas condiciones será clave para mantener una excelente salud. Un sistema inmunológico óptimo, aunado a una microbiota benéfica es la pareja ideal para combatir desde un simple resfriado, hasta un cáncer.

Ahora, pon manos a la obra y mejora tu microbiota!

Sobre Yadira Flores

Tan delicado como una bomba Molotov, Denis Balitskiy tiene por misión personal derrumbar los mitos de nutrición y ayudarle a los siguientes 10.000 alumnos a recuperar su salud. Además, Denis es un ferviente emprendedor, speaker y motivador. 


En sus ratos libres se dedica a tocar la batería y a imaginarse nuevas formas de hacer un cambio positivo en el mundo. Puedes conocer su historia aquí.

Deja tu comentario

Tu correo no será 

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Me encantó la información, y me doy cuenta que he eliminado los fermento de leche, para dizque no engordar y resulta que me hacen mucha falta para una mejor alimentación. Gracias por la receta del kefir, la checate en la página

  2. Muchas gracias por la información, deja muy claro la importancia de de una serie de hábitos alimenticios y fundamental el ejercicio que permiten una mejor salud para nuestro organismo, el cuido de nuestra salud depende de lo que comemos y nuestro salud mental este bien

  3. Muy buena y excelente información, Pero desgraciada mente Yo vivo en P.R. y aquí la gente se cree que solamente es bueno lo que viene de EEUU. y no patrocina lo local que es casi todo orgánico, las vacas los cerdos las ovejas los conejos ,cabros ,gallinas de libre pastoreo. muchos alimentos que vienen de sitios o productos sin tóxicos,como son mas costosos la gente no los patrocina y los eliminan del mercado. Mucha gente prefiere gastar dinero en otras estupideces y no en salud, Sigan y no se detengan.

  4. Excelente contenido, tenía nociones sobre el tema, pero con esta información he podido instruirme más y sobre todo ahora voy a ponerlo en práctica, muchas gracias

  5. Excelente contenido, ya había oído hablar del tema, pero con esta literatura me he informado más, gracias por entregarnos un artículo tan completo sobre este tema.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}