Desayuna como un Rey, almuerza como un Duque y cena como un Mendigo.

Eso fue lo que me dijeron desde que era tan solo un niño, y tenían razón:

Esta estrategia puede ayudarte a controlar los antojos, regularizar tu metabolismo y perder peso. De hecho, si lo haces de forma correcta, puede convertirse en un increíble estrategia para regularizar tus hormonas del hambre (hablo de que desayunes los alimentos cor rectos, no que seas Rey, Duque o Mendigo).

¿Quieres conocer la cara contraria de la moneda?

«Saltea el desayuno. Haz ayunos intermitentes y lograrás efectos increíbles».

Este es otro de los tantos comentarios que seguramente habrás escuchado respecto a este tema. ¿Y sabes qué? La persona que te dijo esto también tenía razón.

No te sientas mal si te sientes perdido. Ambas estrategias no son necesariamente una contradicción. Simplemente necesitarás utilizarlas en diferentes momentos.

Hoy voy a contarte algunas curiosidades sobre la perdida de peso: las personas que siguen una dieta y comen sus almuerzos temprano tienden a perder más peso que aquellos que comen su comida al mediodía un poco más tarde, según se informó en un nuevo estudio  realizado en España.

comer temprano para perder pesoEl hallazgo no prueba que si corres la hora de almuerzo eso te ayudará a deshacerte de esos kilos demás. Pero es posible que los tiempos en los que uno se alimenta jueguen un papel importante en la forma en la que el cuerpo regula tu peso, dijeron los investigadores.

«Ahora debemos empezar a tomar seriamente los tiempos en los que se consumen los alimentos –  no es  solamente lo que comemos, sino también cuando comemos», dijo el coautor del estudio, Frank Scheer, de la Escuela Medica de Harvard en Boston.

Su equipo de investigación incluyó a 420 personas que asistían  a clínicas de nutrición en el sureste de España. También visitaron sesiones regulares de terapia de grupos de nutrición y verificaron la dieta que estaban siguiendo, los ejercicios que hacían, midieron sus pesos, registraron los alimentos que consumían y revisaron su actividad física diaria.

Los participantes del estudio seguían  una dieta mediterránea, en la cual cerca del 40 por ciento de las calorías se consumían en el almuerzo. Alrededor de la mitad de las personas dijeron que comieron el almuerzo antes de las 3:30 de la tarde.

Por cierto, si no sabes que es una dieta mediterránea, la misma consiste en comer alimentos variados y de forma equilibrada en la que predominan los alimentos de la costa del mediterráneo: el trigo, la vid, la oliva, etc. Esta dieta incluye pastas, algo de vino, hortalizas, pescados, etc.


De interés:


Entonces cuales fueron los resultados de la investigación?

Se hizo un seguimiento  por más de 20 semanas, en el cual algunos participantes almorzaron más tarde y otros más temprano. Ambos grupos comieron una cantidad similar de alimentos, y quemaron una cantidad similar de calorías por medio de sus actividades diarias.

Sin embargo, los consumidores que comían más temprano perdieron un promedio de 12 kilos- más del 11% de su peso inicial – y los que comieron más tarde perdieron un promedio de 8 kilos, o 9% de su peso inicial.

horarios para comerEste estudio tiene una pequeña limitación: es que los investigadores no asignaron al azar a las personas que comieron temprano o tarde – por lo que es posible que haya posibilidades subyacentes entre las personas que hacen dieta en tiempos diferentes. Algunas variantes de genes que se han relacionado con la obesidad son más comunes en las personas que almuerzan tarde, por ejemplo.

Pero mas allá de esta duda razonable… Comes mucho en la cena?

El Dr. Yunsheng Ma, investigador de nutrición de la Universidad de Massachusetts del Colegio Médico en Worcester, dijo que las personas que comen más tarde tienden a tener más comida en su estómago cuando se van a dormir – lo que significa que más de esto no se quema y termina siendo almacenado como grasa.

Otro aspecto interesante es el siguiente: cuando comes algo, diferentes niveles de azúcar ingresan en tu sangre (dependiendo de los alimentos que consumas). Ahora, existe algo que se denomina como “tolerancia a la glucosa”, y es básicamente el hecho de qué tan bien puedes lidiar con esa azúcar en tus alimentos. Un dato comprobado es que tu cuerpo está en mejores condiciones para hacer frente a eso por la mañana que por la tarde.

Otra cosa muy importante que debes tener en cuenta es la frecuencia con la comes durante el día y si traes la comida de casa o comes afuera: en este ultimo caso, ese hecho puede contribuir a que estés acumulando grasita en tu cuerpo.

Uno de los grandes ejemplos a nivel Mundial de la obesidad es Estados Unidos. Hace unos meses unos amigos estadounidenses que vinieron a visitarme me contaron que en su país las personas parecen una especie de barriles caminantes. Las proyecciones tampoco los favorecen: se dice que la obesidad en EEUU llegara a un 42% para el 2030.

comida chatarra

Ahora si te fijas en los patrones de comidas de los estadounidenses, puede que el problema se aclare un poco:

De hecho ese patrón de consumo de las comidas es muy diferente en los EEUU y más problemático. Muchas personas se saltan el desayuno o el almuerzo- y luego terminan exagerando  el consumo de calorías en la cena. Por cierto, en los EEUU, donde la cena suele ser la comida más preparada, las personas que cenan en un horario más tarde tienden a tener más problemas para perder peso, basado en los hallazgos del equipo de esta misma investigación.

Quiero aclarar algo: no digo que los horarios sean la única explicación de porque mucha gente no para de engordar día a día, siga la dieta que siga. Pero los horarios definitivamente contribuyen a que mucha gente no pueda perder esa grasita demás.

Por cierto, me encanta este proverbio ingles (y que yo personalmente sigo todos los dias): “Desayuna como un Rey, almuerza como un Duque, y cena como un Mendigo”.

Por tu salud,

Sobre Denis Balitskiy

Tan delicado como una bomba Molotov, Denis Balitskiy tiene por misión personal derrumbar los mitos de nutrición y ayudarle a los siguientes 10.000 alumnos a recuperar su salud. Además, Denis es un ferviente emprendedor, speaker y motivador. 


En sus ratos libres se dedica a tocar la batería y a imaginarse nuevas formas de hacer un cambio positivo en el mundo. Puedes conocer su historia aquí.

Deja tu comentario

Tu correo no será 

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Los resultados no se pueden generalizar pues los ninos estudiados podrian haber estado sufriendo de desnutricion antes del estudio, asi que un desayuno podria no hacer tanta diferencia si se tratara de ninos bien nutridos. La dieta de quienes desayunan tiende a ser mas balanceada en general, pero si se trata solamente de perder peso, hasta que se lleven a cabo mas estudios, depende de la preferencia personal.

  2. ya lo creo que nuestro reloj biologico se manifiesta al necesitar alimentarse bien temprano en la mañana pues nuestro cuerpo metaboliza mejor a esas horas y se aprovecha nejor esas energias, que si acumulamos todo para la noche ganaremos peso definitivamente.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}